Storytelling y Ventas

Escena 1: Entras es un supermercado. Esperas diez minutos en la cola de la pescadería con tu número en la mano. Te toca. Pides 4 calamares, medio kg de quisquillas y 3 rodajas de atún. Cuando el pescadero termina de preparártelo todo, te dice: “¿No quiere nada más? Tengo un besugo fantástico y a mitad de precio.” Tú le miras con cara de pocos amigos (un poco cara de besugo). Diez minutos esperando y ahora me cuenta lo del besugo (del que obviamente tiene exceso de stock y si no lo vende hoy tendrá que tirarlo porque mañana ya no se podrá vender). ¿Y de verdad es fantástico? Claro, ¿Qué va a decir el vendedor?… Espetas un lacónico “no-gracias-es-todo” mientras te apresuras hacia la caja esperando que nadie más vuelva a intentar ofrecerte otras cosas. Aunque sabes que el/a cajero/a de turno te hablará de algún champú fabuloso, de algunas fresas increíbles o vete-tú-a-saber-qué.

Escena 2: Entras es un supermercado. Esperas diez minutos en la cola de la pescadería con tu número en la mano. Te toca. Pides 4 calamares, medio kg de quisquillas y 3 rodajas de atún. Mientras el pescadero va preparando tu pedido habla despreocupadamente con su compañera. Quizás su volumen parece algo superior de lo corriente y no puedes evitar escucharles (cómo nos gusta escuchar conversaciones ajenas, ¿verdad?). “Te acuerdas del pulpo que traían antes. Parecía chicle, era horroroso. No sé de donde lo sacaban. Pues se ve que ahora lo traen de otro sitio. Y está tremendo. El martes me llevé uno y lo hice al horno con la receta esa que contó Carmen. Con cilantro. Vaya cambio. Mi suegra incluso no me machacó esa noche. Jajajajajajajaja.”… ¿Cómo crees que sigue la historia? ¿Es posible que algún cliente “pique” y pregunte por el pulpo?

La atención del cliente es más valiosa y difícil de conseguir que nunca. Y en cuanto empiezas a hablarle a un cliente y él nota que le quieres colocar algo su interés decae. La resistencia ante lo comercial cada vez es mayor. ¿Intuyes cuál es la respuesta habitual de un cliente cuando entra en una tienda y un dependiente le pregunta si puede ayudarle en algo?

Las empresas hoy nos vemos obligadas a buscar diferentes herramientas para seguir vendiendo sin “castigar” más al cliente y a su atención. Y la herramienta, que cada vez cobra mayor fuerza, es el storytelling (incluso aunque esté mal construido como el del pescadero). Porque argumentar características, ventajas o beneficios jamás tendrá el mismo efecto que el testimonio de clientes enmarcado en una historia. Pero, el storytelling no consiste sólo en fabricar un relato comercial para contarlo a los clientes. El storytelling consiste en fabricar un relato dentro de unas reglas y estructuras determinadas para que su mensaje sea eficaz y persuasivo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas, Formación, Gestión Comercial. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Storytelling y Ventas

  1. Reinaldo Rodriguez dijo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s