¿De como la CIA inventó el R&R?

 

Una de mis intensas lecturas de este verano ha sido el maravilloso libro de Ian Svenonius “Estrategias sobrenaturales para montar un grupo de rock”. Soberbio tratado musical-místico-sociológico-político-lisérgico-paranoico que añade surrealistas puntos de vistas sobre el R&R, la historia, las relaciones y la vida en general. Además de recomendarlo me gustaría compartir en este foro una curiosa teoría sobre el nacimiento del R&R. Brother and sisters, abróchese los cinturones que vienen curvas!!!

«Desde el principio la historia de EEUU ha sido una historia de expansionismo. La compra de Luisiana, las “Guerras Indias”, la Guerra de 1812, la Guerra contra México, la guerra hispano-estadounidense, los Territorios del Noreste, Alaska, la anexión de Hawai, la Guerra de las Filipinas, etc. constituyeron operaciones típicas de expansión imperialista, acompañadas a menudo por actividades criminales. Todo ello hacía necesario encontrar una ideología que justificara dichas actividades en la conciencia de sus perpetradores. Por ese motivo surgió la idea del “Destino Manifiesto”, una doctrina supremacista según la cual los estadounidenses blancos tenían derecho a repartirse el botín de la Tierra. La doctrina se impartió en Harvard y en las escuelas más ilustres de las élites dominantes del país hasta bien entrado el siglo XX…

… Durante la era imperialista, las herramientas del capitalismo para subyugar al mundo preindustrial habían sido las misiones religiosas, los acuerdos comerciales, las invasiones militares y/o la dedocracia. El nuevo clima de la Guerra Fría, sin embargo, obligaba a un cambio de estrategia. Tras la guerra contra la Alemania de Hitler, la supremacía blanca en tanto que fuerza civilizadora dejó de ser una ideología que pudiera blandirse de forma explícita. Y además ahora esa ideología tenía un serio competidor: la propaganda soviética y los anticolonialistas. En la Europa continental, los comunistas habían constituido la vanguardia de los movimientos de resistencia antifascista, de modo que en el escenario inmediato de posguerra, sus partidos políticos eran los que gozaban de credibilidad y contaban con el apoyo de los trabajadores…

… Estados Unidos necesitaba exportar una forma artística y un estilo de vida capaces de seducir a los simpatizantes del bolchevismo en las naciones capitalistas y, al mismo tiempo, de instalar una sensación de envidia, temor y humillación en los habitantes del bloque soviético. Además, debía vincular esa forma artística a la promesa de un “estilo de vida” que conectara con el individualismo y la “libertad” mística del mundo capitalista, y que llevara a los afectados a racionalizar la brutalidad del desempleo sistemático, las grotescas discriminaciones raciales y un sistema de clases indefendible que otorga claramente todos los privilegios a una casta ungida.»

Como sociólogo, un aspecto que me enloquece del mundo de las ideas y del lenguaje es su extrema versatilidad, flexibilidad y focalización en la búsqueda de una ¿necesaria? verosimilitud. Casi todas las extrañas teorías que Ian escupe (o vomita, si lo prefieren) en su manuscrito suenan -y quieren sonar- paranoicas pero al mismo tiempo creíbles. Parece obvio que él mismo no se las toma demasiado en serio pero al mismo tiempo las viste con lujosas prendas para dotarlas de una mágica (casi ensoñadora) verosimilitud que logra generar en la mente del lector esa sana controversia con “la indiscutible verdad”.

Y este enfoque es crucial en la creación de argumentos persuasivos en el mundo comercial. En muchos cursos formativos descubrimos lo simples, vacuos y poco persuasivos que suelen ser los argumentos persuasivos que manejamos para mostrar nuestros productos/servicios. La simplona y superficial lectura e interpretación que solemos hacer de nuestro material cercena las alas a multitud de opciones con las que se puede explicar algo. Y eso es algo que el amigo Ian domina a la perfección.

Svenonius -como no podría ser de otra manera, nacido en Washington DC- escribe, pero su principal actividad es la música. Nation of Ulysses, The Make-Up, Weird War y, actualmente, Chain and the Gang han sido los grupos con los que el bueno de Ian ha tratado de evangelizar el planeta. Armonicemos este post con un sabroso tema en directo de su segundo combo. Dios bendiga a los inadaptados del mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas, Formación, Gestión Comercial, Lenguaje, Marketing. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s