Necesidad de control

Continúo sacándole partido a Nick Hornby y a su “Fiebre en las gradas”: «Lo que pasó fue que Chris Roberts compró un ratón de caramelo en la tienda de Jack Reynolds (El Rey de las Golosinas), le arrancó la cabeza de un mordisco y se le cayó en Newmarket Road antes de comerse el cuerpo; un coche le pasó por encima y lo hizo papilla. El Cambridge United, que hasta entonces había tenido tremendas dificultades en Segunda División (dos victorias en toda la temporada, una en casa y otra fuera), derrotó aquella tarde al Orient por 3-1, así nació el ritual. Antes de cada partido, todos pasábamos por la tienda de golosinas y nos comprábamos un ratón de caramelo, le arrancábamos la cabeza de un mordisco, como si quitásemos el pasador de seguridad de una granada de mano, y arrojábamos el resto del cuerpo a las ruedas de los coches que pasaran por allí. Jack Reynolds salía a la puerta a mirarnos, meneando la cabeza como si le diéramos pena. El United, protegido de esta manera, aguantó meses enteros imbatido en el Abbey… Dedicamos horas de cada día, meses de cada año, años de cada vida, a algo sobre lo que no tenemos el menor dominio. ¿Es de extrañar, me pregunto, que nos veamos obligados a celebrar ingeniosas, raras liturgias destinadas a crear la ilusión de que al fin y al cabo sí tenemos el poder en la mano, tal como ha hecho cualquier comunidad primitiva al verse frente a un profundo misterio, es apariencia insondable?»

Lo necesitamos (y no solo con el fútbol). Necesitamos poder. P-O-D-E-R para cambiar las cosas. O al menos la sensación de que nuestros actos de simples mortales pueden desencadenar movimientos celestiales. No tengo muy claro si esta tendencia es positiva o negativa. Pero, indudablemente, explica muchas conductas rarunas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Necesidad de control

  1. Yhosu dijo:

    Creo que todos sentimos la necesidad de tener el control en una cosa u otra, el caso es que sin ese pensamiento de que sea verdad o no, nada mas lejos de la realidad, seria imposible estar contento consigo mismo, aun así… tenemos nuestros malos momentos.

  2. ivan dijo:

    Estoy de acuerdo en que cada uno de nosotros necesitamos sentir que tenemos el control y el poder sobre las cosas -o por lo menos algunas- el problema mas grande que yo veo es que cuando por alguna razón lo conseguimos, no sabemos administrarlo!!! me resulta ridiculo que alguien que opta a ese poder lo desperdicie por que no sabe gestionarlo.
    “(…) Jack Reynolds salía a la puerta a mirarnos, meneando la cabeza como si le diéramos pena. (…)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s