TFC, defectos y virtudes

La semana pasada vi una película -perdón una castaña de pelicula- en la que la protagonista escuchaba una y otra vez una canción que le retrotraía a su adolescencia y años de iniciación sentimental. La canción era de Teenage Fanclub. Me cuesta muchísimo decir estas cosas pero, seguramente, uno de mis grupos musicales favoritos. Si este mundo fuese justo, ellos tendrían que haber vendido millones de discos. Bueno, al grano…

Teenage Fanclub tienen una anécdota peculiar. Comenzaron su carrera con guitarras saturadas de feedback y distorsión que tapaban las voces. Y era premeditado. Se avergonzaban de sus voces y lo más natural para ellos era enterrarlas tras un muro de distorsión furiosa y descontrolada. Nada que objetar. Ya entonces eran fabulosos. Pero, para su segundo álbum se toparon con un productor (¿mentor?) que les convenció de la valía de sus voces. Y entonces se sacaron de la manga un álbum glorioso. La distorsión más enérgica casaba a la perfección con unas armonías vocales angelicales. Habían encontrado algo mágico. Ya sé, no eran los primeros en hacer este cóctel. Pero seguramente sí los mejores. En una carrera intachable han ido mejorando la pócima y entregando algunas canciones memorables.

En la historia del ser humano, el fuego ha sido el enemigo más temido. Durante millones de años, en la prehistoria, el fuego era el factor más ingobernable e indomable de cuantos asolaban al hombre. Cuando conseguimos dominarlo, cuando logramos controlarlo y domarlo, se convirtió en el mejor aliado. Dicen algunos historiadores que el dominio del fuego propició el mayor avance tecnológico de nuestra historia. Comenzamos a cocinar los alimentos (mejorando la digestión y propiciando mejoras evolutivas de la especie), empezamos a construir armas de caza más sofisticadas, etc. El gran avance fue convertir en aliado estratégico a aquello que más miedo nos causaba. Aprendimos a controlarlo y nuestra vida cambió para siempre. Nuestro mayor defecto se transformó en nuestra mayor virtud (¿qué otro animal controla el fuego?)

Para muchas empresas hoy el problema es… el precio. Los clientes aprietan más que nunca y los márgenes se reducen. Incluso vendedores con buenas cifras de ventas son reprendidos porque la rentabilidad de sus números es más que dudosa. Así que el enemigo número uno hoy es el precio. Ergo… la asignatura pendiente es aprender a gestionar de una manera procedimental, ordenada y calculada las distintas estrategias para encarar las peticiones de descuentos. Y es todavía más importante cuando a nuestra competencia le asola el mismo problema. ¿Sabían que existen 7 líneas de acción ante una petición de descuento?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dirección, Gestión Comercial. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a TFC, defectos y virtudes

  1. jfp68 dijo:

    …. o como atraer la atención de un un fan de Teenage Fanclub (valga la redundancia) para terminar hablando de no sé qué cosa.

    • Como fan de TFC deberías saber que sus canciones son conectables con muchas muchas cosas. Lamento que en esta ocasión la conexión no te haya llegado. Otra vez será. O no. Solo era un mcGuffin’

  2. jfp68 dijo:

    Tranquilo Eduardo. La conexión sí me llegó, aunque parecía algo forzada. Al final no sé si el McGuffin’ era TFC, el dominio del fuego, o la política de precios.
    Sea como sea ¡qué grandes fueron (son?) Teenage Fanclub!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s