Un caballo excepcional

Cuando terminé Sociología algunos de mis compañeros echaban pestes sobre la carrera recién finalizada. Que para qué demonios sirve un sociólogo, que si aprendiz de mucho y maestro de nada, que si el nivel de los profesores es pésimo, etc. Es notorio que la mayoría terminó en esta carrera de rebote y que ni mucho menos era vocacional. Además de no estar de acuerdo con ninguna de sus críticas, yo ya era un creyente de la teoria del “caballo excepcional”. ¿Recuerdan esa historia (¿chiste?) tan viejuna sobre un jamelgo único?

Un tipo se tropieza en la calle con un amigo. Paran, se saludan, y el amigo le pregunta que cómo está, a lo que el tipo responde: “Bien, muy bien, de maravilla y más con el caballo que tengo, oye, por cierto ¿te gustan los caballos?”, a lo que el amigo contesta: “Hombre, si, ¿como no?”. Y le suelta el primero: “Mira, tengo un caballo que es increíble, me trae el periódico, me da las zapatillas cuando se las pido, me cocina, me lava, me plancha… bueno, bueno, una maravilla”. Y contesta el amigo: “¿De veras? Menudo caballo, y oye, ¿dónde puedo comprar uno así?”, y el otro contesta: “Mira tú por donde que yo vendo el mío”. El amigo le pregunta el precio, el otro le contesta una barbaridad, pero aún así, se lo compra. Cuando pasan unos días se vuelven a encontrar por la calle y el comprador le espeta: “Macho, el caballo que me vendiste, no sé como lo hiciste tú, pero a mi, ni me trae el periódico, ni me lava, ni plancha… en fin, que no hace nada”. A lo que contesta el vendedor: “Tú sigue hablando así del caballo que ya verás como no lo vendes”.

Soy consciente de que no podemos negar la evidencia. España va mal. Muy mal. Y decir lo contrario no es solo mentir, además es inverosímil para cualquiera. Pero si nosotros mismos, nuestros medios de comunicación, nuestros empresarios, nuestros sindicatos, nuestros políticos,… NO DEJAMOS DE DECIRLO A LOS CUATRO VIENTOS… ¿QUIÉN DEMONIOS VA A COMPRARNOS ESTE CABALLO?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lenguaje, Medios. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un caballo excepcional

  1. paolo2000 dijo:

    Estamos de acuerdo pero el obviar un sistema educativo patético que no sirve para mucho, tampoco es que sea muy edificante. A mí no me interesa que mi título de sociología se devalúe por supuesto pero creo que es obligación intentar que se regenere una universidad que nos podría haber aportado muchísimo más… ¿No?

    Y además por mucho que nos llenemos la boca con nuestras titulaciones o seamos discretos (Algo mucho más recomendable) , todo el mundo sabe que son papel mojado… Volviendo a tu ejemplo, nadie se cree que ese caballo pueda ni siquiera andar y cagar al mismo tiempo… Creo que hacer alarde de hípica con él está abocado al ridículo…

    De todas formas no conozco a nadie o casi nadie que haya obtenido trabajo por ser Sociologo, más bien a pesar de ello. (Quizás si por haber hecho una licenciatura que siempre da caché pero podría haber sido de cualquier cosa) así que mi consejo: AL CABALLO MEJOR NI LO MENTEN…

    • Querido Paolo.

      Cuanto me alegra que volvamos a discrepar. ¿Usted también es sociólogo? Mundo curioso.

      El post no va sobre la titulitis. Habla sobre la naturaleza humana y su incongruencia. Queremos salir del pozo y mientras nadamos hacia el fondo.

      No se trata de vender un caballo “jodido”. Pero al menos, como usted comenta, “al caballo ni lo menten”. Y usted, para no mentarlo habla de un jamelgo que no puede andar y cagar a la vez.

      Por supuesto que cabe la utocrítica y el cambio. Pero a la vez, hay que seguir viviendo y no siempre conviene airear tus carencias a todo quisqui.

      Además, las bondades o maldades de cualquier cosa es opinable. Y que uno mismo escupa contra el viento no es demasiado inteligente. Imagínese un candidato que en un proceso de selección “raja” sin misericordia su carrera y sus experiencias laborales. Honesto si. Torpe también.

      Y usted, querido Paolo, es libre de decidir porque lado del camino quiere pasear su coqueto esqueleto.

  2. Fran Herrera dijo:

    Completamente de acuerdo contigo Edu. Es evidente que somos un producto y que para que nos “compren”, es necesario obviar nuestras debilidades y dar
    énfasis a tus habilidades. Posiblemente (yo lo haría y lo hago) lo que habría que hacer es esas debilidades convertirlas en habilidades.Precisamente en estos momentos es dónde tenemos que pulir “nuestros posibles fallos”

    Enhorabuena por el blog.

  3. La cuestión es que el caballo es de todos y, entre unos y otros, lo están matando poquito a poco. Así seguro que no lo compra nadie.

    Saludos Eduardo =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s