Sísifo y la disolución de problemas

Sísifo, en la mitología griega, rey de Corinto, hijo de Eolo, rey de Tesalia. Sísifo observó cómo el dios Zeus se llevaba a la hermosa joven Egina y le contó a su padre lo que había visto. Enfurecido con Sísifo, Zeus lo condenó al Tártaro, donde estaba obligado a llevar eternamente a la cima de una colina una piedra, que siempre caía rodando y, por tanto, su esfuerzo debía recomenzar.

Llega un momento en la vida en el que percibimos que nuestra misión (remunerada o no) es resolver problemas. Problemas de distinta índole y tamaño. En diversos contextos y con diferente protagonismo. Unos complejos y otros sencillos. Algunos resolubles y otros no tanto.

En principio nos esmeramos en resolverlos, es lo lógico. Pero, por mucho que nos esmeremos, y aunque lo consigamos en la mayoría de las ocasiones, cuando subimos la piedra a lo alto de la montaña… miramos hacia abajo… y ya hay más piedras esperándonos para que las subamos.

La clave estriba en combinar la resolución con la disolución. Mientras tratamos de resolver entuertos, a la vez, toca aprender a vivir con ellos. No tomárselos demasiado en serio. Vamos, disolverlos. Y para esta labor, como para casi todas, existen herramientas muy concretas para mirar desde lo alto de la montaña, ver la cantidad ingente de piedras que nos esperan allí abajo y… disfrutar de la visión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas, Formación. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sísifo y la disolución de problemas

  1. paolo2000 dijo:

    O mejor mirar las que ya has puesto arriba aunque muchas cuando nos damos cuenta ya están abajo…

  2. Sergi dijo:

    Este relato es el reflejo de la vida. Yo creo que el trabajo debería focalizarse en concienciar a la gente de que no hay que dejar de subir piedras. A veces el hecho de ver muchas abajo y sentir que por mucho que trabajes aún tendrás que recorrer mucho mas camino crea impotencia y muchos acaban desmotivados, y la consecuencia de eso es morir entre esas piedras. Hay que subir piedras porque nos mantiene activos, y yo personalmente, por cada una que subo, aprendo algo nuevo.

  3. rafael valiente dijo:

    Querido amigo, no he podido evitar recordar a nuestro amigo Nacho cantando “cerca del cielo” donde el protagonista, una vez a conseguido hacer cumbre ya se enfrenta a la siguiente, ¿que le lleva a no querer detenerse?cada uno encuentra su propia motivación para todos los campos que le rodean, pero esta claro que Tu nivel de motivación, es el resultado directo de tus pensamientos y emociones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s