El sofá asqueroso

Hace unos días, finalizando una clase les pedí a mis alumnos que escogieran alguna idea que les hubiese llevado a reflexionar. Y Enrique se acordó del “sofá de mierda”. La verdad es que aunque para mi, en su momento, también fue un enfoque revelador, en pocas ocasiones otros lo han escogido. Voy con él.

El sofá de tu salón es una… mierda. Puede que en su día cumpliera su función con dignidad, pero el paso del tiempo lo ha marchitado. Cuando te sientas te hundes y, aunque tiene el hueco de tu culo y de tu espalda, cuando pasas un rato sentado en él, al levantarte te duele todo. Pero te da pereza tirarlo.

Pero un buen día, te armas de valor y decides jubilarlo. Te acercas a una tienda de muebles y eliges con mucho mimo tu nuevo sofá. La elección se fundamenta en lo ergonómico, lo estético, el precio, … Una gran compra que te llena de orgullo.

Un par de días después traen el nuevo sofá a tu hogar y se llevan el viejo al merecido destierro. Y… durante unos días no hay quien se siente en el nuevo sofá!!! Será todo lo ergonómico que digan pero tu cuerpo está acomodado al sofá de mierda y, durante esos días, meditas si devolverlo mientras te sientas en el suelo.

Enrique recordaba como no sólo estamos acostumbrados a sofás de mierda. A veces, también lo estamos a trabajos de mierda. A amigos de mierda. A parejas de mierda… No cumplen sus funciones pero el miedo, la pereza y la falta de ambición hacen que nos conformemos sin tratar de cambiarlo. Y además intuimos que el cambio, a corto plazo, tampoco nos satisfará.

Enrique comentaba gozoso la frase que sintetiza la rebeldía ante este tema: “Soltar lastre”. Si existe el opuesto al síndrome de Diógenes, esa es mi enfermedad. Bueno, una de ellas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas, Formación, Lenguaje. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El sofá asqueroso

  1. Pablo dijo:

    Creo que más de uno seguimos utilizando “el sofá de mierda” en algún aspecto de nuestra vida. Hay que hacerse a la idea de comprar algo nuevo…

    Encantado de poder seguirte una vez más Eduardo. Enhorabuena por tu blog.

  2. Enrique dijo:

    Estimado Eduardo,

    Precísamente el pasado domingo hablaba sobre “el sillón de mierda” con una pareja de amigos mientras degustábamos un Foster’s al salir de ver el tostón, en mi opinión, de “Los Idus de Marzo”, y comentábamos como todos, en mayor o menor medida, tenemos ocupado parte de nuestro irrecuperable tiempo en personas, obligaciones, aficiones, etc. “de mierda”, que mantenemos por inercia, costumbre, a veces pena, pero también, y eso es para mi lo peor, por MIEDO, un miedo que en el fondo puede que sea, y líbreme Dios de ser psicoanalista, INSEGURIDAD en nosotros mismos, en nuestra capacidad de encontrar algo mejor, que nos enriquezca más, que nos ilusione más, que, en definitiva, nos haga sentir más vivos (creo que me estoy yendo demasiado…).

    Pues eso, que gracias por citarme en tu “post”, que sigo pensando que podrías hacer un gran libro sobre el tema, y que tu “sillón de mierda” llegó en el momento más adecuado de mi vida, pues hace un tiempo que trato de “soltar lastres”, a veces con más éxito que otras…

    Un abrazo,
    Enrique

  3. Juande dijo:

    La idea de “el sofá de mierda” es la pura realidad. Todos tenemos uno (o incluso más) que necesitamos “tirar a la basura”. Me quedo con lo de “soltar lastre”, de hecho ya he empezado.
    Gracias Edu, sobre todo por dos palabras que han cambiado mi vida:”he descubierto”…
    Una vez más, gracias.
    Juande.

  4. macarena asensio rosser dijo:

    Vaya con el “sofá de mierda”. Qué apropiado. Pero, a veces, no es tan fácil saber si hay que hacer click en aceptar o en papelera.

  5. Pingback: Lo que no suma, resta. | Eduardo Rosser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s