Publicidad vs Felicidad. Round 1

Hace unos días un amigo me comentaba un nuevo proyecto en el que está inmerso. Sin entrar en detalles (ni puedo ni debo) mi amigo trata de dignificar el mundo del marketing y la publicidad. Nuestra conversación me ha recordado, por contraste, a un libro que leí hace casi 10 años.

“La publicidad droga con novedad, y la ventaja de lo nuevo es que nunca lo es durante mucho tiempo. Siempre hay una novedad para lograr que la anterior envejezca … En publicidad, nadie desea vuestra felicidad, porque la gente feliz no consume, el sufrimiento estimula el comercio … depresión post-compra: necesitáis urgentemente un producto pero, inmediatamente después de haberlo adquirido, necesitáis otro … Para crear necesidades resulta imprescindible fomentar la envidia, el dolor y la insaciabilidad.» Frederic Beigbeder en su novela “13,99€”

13,99 euros es una novela de inspiración autobiográfica de Frédéric Beigbeder, publicada en Francia en el 2000 y editada en español en 2003, donde denuncia de forma cínica el mundo de la publicidad y la sociedad de consumo en Occidente. Novela cruel, panfleto insolente y alegato contra la manipulación consumista, 13,99 euros se convirtió en un auténtico fenómeno de masas en Francia, uno de los mayores best-sellers de los últimos años. «Esta novela describe el maravilloso mundo de la comunicación moderna: un mundo en el que se gastan miles de millones para despertar entre personas que no pueden permitírselo el deseo de comprar cosas que no necesitan. Es un libro sobre nuestra sociedad, la vuestra, la mía, la que yo mismo contribuí a forjar durante mis diez años de presencia en las agencias de publicidad, la que todos hemos dejado crecer por despecho», dice el autor. (wikipedia)

Admito que, en su momento, esta novela me sedujo. Si bien no me creó ningún tipo de negatividad hacia la publicidad, más bien al contrario. Me atraen aquellos que poseen una mirada escéptica y desvergonzada hacia su propia profesión, incluso aunque sean algo excesivos. O sobretodo por eso.

Para terminar citaré a William Burroughs: «El traficante de droga no vende su producto al consumidor, vende el consumidor al producto.»

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Marketing. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Publicidad vs Felicidad. Round 1

  1. paolo2000 dijo:

    “La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados.”

    TYLER DURDEN

  2. Curioso que Palahniuk no hubiese asomado todavía su sabiduria por este blog. La primera y no será la última vez. Prometido. Gracias Paolo.

  3. Entonces, ¿crea o no necesidades? Digamos que no. Sin embargo, hacer desear provoca una transformación en la mente del ser humano que deriva en la verdadera creencia de que es una necesidad. Entonces ¿son todos así?.

    Me lo apunto. Abrazo desde Wismar.

    • Elena dijo:

      A mi me gusta apelar en estos casos a la razon. La publicidad nos crea deseos, necesidades pero si nos paramos a pensar, si realmente dejamos un poco de lado la “emocion” de satisfacer ese deseo y pensamos realmente en la necesidad racional podemos descubrir que esa satisfacción emocional tiene poco tiempo de vida, casi tan poco como su cumplimiento…. La lucha de contrarios?? Satisfaccion emocional frente a satisfaccion racional!!

  4. Eva dijo:

    Me gustaría decirte Paolo, que yo no me considero desarraigada, no quiero un empleo de mierda para comprar mierda que no necesito…quiero un empleo (de mierda, si ha de ser así) para comprar mierda que yo quiero comprar, y en mi mano está saber hasta donde llegan mis límites, que quiero tener y que puedo tener en cada momento de mi vida. Es muy fácil sentirse que los demás han hecho un complot para manipularme, lo difícil es tener la consciencia de que yo soy libre para decidir en que momento y hasta que punto me voy a dejar llevar por lo que me rodea, creo que esta es la clave, mi poder de decisión y conocimiento de mi situación…al final lo que yo haga depende de mi, yo soy la que debo poner mis prioridades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s