Las leyes de la atracción

Bret Easton Ellis, ya-no-tan-enfant terrible de la literatura norteamericana

Llevaba un tiempo viéndolos en los supermercados. Mi instinto recelaba. ¿Palitos de cangrejo con queso? «Vale, ambos productos te gustan, pero… ¿juntos?» Y, obviamente, al final tuve que comprarlos. Para descubrir que mi instinto acertaba de nuevo. Que dos cosas te gusten no significa que puedan mezclase satisfactoriamente. Crackers de wasabi, aliens y cowboys, fútbol con palomitas, punk y americana,… Es cierto que en alguna ocasión el experimento ha funcionado, pero si hago recuento de casos de éxito y de fracaso, debo otorgar la victoria a mi instinto agorero.

¿Alguna vez han intentado juntar a personas de distintos contextos aunque intuyeran que no congeniarían? Nunca he entendido muy bien las leyes universales de la asociación. Como diría Mou, ¿pug qué? ¿Por qué dos elementos pueden o no pueden combinarse? Jamás se me ha dado bien la física, pero algo recuerdo de los compuestos, los átomos y sus electrones, neutrones y protones (gran grupo madrileño de power pop, por cierto).

Y lo que más me intriga del asunto es la curiosidad humana. Puede que tu instinto te avise, pero necesitas cerrar el círculo. ¿Y si se equivoca? Al fin y al cabo solo hay una manera de averiguarlo. El marketing conoce nuestra debilidad hacia las preguntas sin respuesta. Como cantaban los Planetas… Voy a probar algo nuevo.

Por cierto, el título del post… ¿no les habrá hecho pensar que este texto conectaría con el rollo tántrico (pesadete) tipo “el Secreto”? Si es así, lo siento. No era mi intención. O tal vez sí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas, Marketing. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las leyes de la atracción

  1. jatorregrosa dijo:

    En mi humilde opinión, es cierto que la curiosidad puede matar al gato pero, ¿y los gatos precavidos?
    Pienso que hay mucha, pero mucha gente que no está dispuesta a “probar nuevos inventos” por aquello del miedo al cambio. En cualquier caso va en función del riesgo que tenga la hazaña y de lo que me “atraiga” el invento.
    Un saludo.

  2. paolo2000 dijo:

    Yo lo que tengo claro es que no hay plan de marketing o estudio de mercado que supere un buen “Prueba y Error”. Yo lo de Los Planetas de “Voy a probar algo nuevo” me lo aplico más como empresario que como consumidor…

    • La necesidad de probar cosas nuevas, de no acomodarse y del cambio es casi una obviedad. Yo quería confrontarla a la intuición acerca de la imposibilidad de mezclar según que cosas. Parece que pasamos de asumir reglas muy estrictas al “no hay reglas”. Y es posible que algunas reglas sí que tengamos que asumir. Y, querido Paolo, no quiera usted ver en este comentario un matiz político.

      • jatorregrosa dijo:

        Gracias por “todas” tus lecciones Eduardo. Entiendo perfectamente la explicación y la necesidad obvia de cambiar. Espero que no tengamos que hacerlo fuera de la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s