Los Fiestones. Fuera drama!!

Los Fiestones no defraudaron. Miedo & Asco en La Vega Baja

Como Dios aprieta pero no ahoga, tras la funesta e inesperada derrota del HCF del sábado, un par de horas más tarde, me enteré de que los Fleshtones (fantástico combo neoyorkino de neo-garage) tocaban al día siguiente en Orihuela -a tan solo media hora de casa-. Pablo, Rafa y un servidor partíamos ayer, sobre las ocho de la tarde, ilusionados hacia la propuesta más divertida que emergió del revival garagero de los ochenta. Nada más pisar tierras oriolanas, paramos a sacar dinero en un cajero. A la vuelta, mi coche, ese aliado estratégico, había decidido no arrancar. “Trata de arrancarlo, Eduardo, por Dios, trata de arrancarlo!!!“… escuchaba mientras mis dos compinches empujaban mi auto por una avenida céntrica. Por cierto, un desconocido joven nacional también se unió a la comitiva (como no tuve ocasión, mi agradecimiento al extraño por el gesto). Pero no hubo manera, mi coche se había declarado en huelga. Todo apuntaba a la batería, aunque los más agoreros hablaban del motor de arranque.

 ¿Qué hicimos? Obviamente, dejamos el auto aparcado en ese lugar y andamos 20 minutos hasta la sala para ver a los Fleshtones. Nada más llegar y preguntar el precio de la entrada nos enteramos de que todo el aforo (100 personas) se había vendido por adelantado. Los tres nos miramos con cara de pringados. Antes de que pudiésemos abrir la boca, apareció un conocido y me ofreció una entrada sobrante. Pero una no era suficiente. “Lo tenéis claro, chavales” nos dijeron en la puerta, Tras quince minutos de espera en la puerta, algo de suerte y mucho gesto de Pipín compungido a la “chica de la puerta”, logramos entrar mientras los primeros acordes de conga-psych atronaban en el interior.

 El concierto fue crudo, peleón, divertido, oxigenante. No en vano los de Brooklyn eran asignatura pendiente en la agenda desde hacía más de veinte años!!! Juro que cuando Zaremba (el lider) nombraba a su grupo en castellano, se escuchaba: “Somos los Fiestones!!!” Como de costumbre, el bolo se complementó con numerosas chascarrillos sobre los amigos del misterio, las flexiones de algunos de los allí presentes, nuevos proyectos que sumar al club gastronómico, el festival veraniego,… Aunque el centro del coloquio fue un valioso nuevo colega que se convirtió en la diana de las risas de la noche.

A las doce llegábamos al coche abandonado. Tras dos horas de pesquisas con el “tipo” de la grúa, sobre las 2:30 de la madrugada llegábamos a Alicante (tras una cena opípara en una gasolinera a base de ganchitos, drakis y donettes.)

Esta mañana recibía varios e-mails con las reflexiones que pedí a mis alumnos del Master de Dirección Comercial y Marketing de Fundesem. Una de ellas era especialmente brillante y me cuesta no asociarla a lo sucedido durante la velada de anoche.

Mi alumno escribía: “… la clave es desdramatizar, reconciliarse con uno mismo, con sus sombras, aceptándolas sin drama. Las luces y las sombras forman parte de nuestra vida, ambas son necesarias, pero es una elección personal decidir cuál de las dos va a guiar nuestro camino… Los dramas de hoy son las comedias de mañana. Adelántate y visualiza el contexto como lo describirás en unos días.”

No les voy a negar, que por unos segundos, tras pararse el coche, tras no encontrar entradas… por nuestras cabezas, se asomó la idea del fracaso. ¿Pero saben cuantos segundos permaneció allí esa idea?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esquemas, Eventos. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Los Fiestones. Fuera drama!!

  1. paolo2000 dijo:

    Yo soy un poco agorer pero sí se pasó rápido… Gran concierto, gran viaje pero como no, lo mejor, la compañía…

    Y muy chula la reflexión de su pupilo pero yo pensando en Los Fiestones la reformularía:

    “Los viejunos de Ayer son los festeros de Mañana”

    • Permítanme que añada una cita que viene que ni pintada.

      “El crimen se estabiliza o decrece… a la vez que el miedo al crimen crece. El miedo es funcional si es ajustado a la realidad. Es útil… pero el miedo será disfuncional si no se corresponde con una realidad.” Rosemary Barberet, criminóloga

  2. paolo2000 dijo:

    Por cierto espero que hayas entendido que los chascarrillos de nuestro racial Godfather del Misterio generan consecuencias que escapan a nuestro control así que menos cachondeito…

    Nos vemos en Nueva Vieja Acrópolis…

  3. leodegan dijo:

    Una vez más un ejercicio de lógica y retórica propio de un líder porque, como bien dice Eduardo, los líderes también tienen sus sombras pero deben acabar riéndose de las suyas propias para respetar muy bien las de los demás.

    Todo roto tiene su descosido y si estás rodeado de “fiestones” mucho más.

    Gracias por darle siempre un tinte positivo a la que tenemos. ¿y qué tenemos?… lo que cada cual elija. Buen libro y mejor autor.

  4. rafael valiente dijo:

    gran crónica, pero hemos olvidado el tercer problema que salvamos esa noche, cuando solo dos de los tres viajeros podían subir en la grúa junto al mecánico……si pudimos solucionarlo? alguien lo duda?

  5. Juan Gallego dijo:

    Hola Eduardo, creo que efectivamente esta experiencia que vivisteis fue una gran muestra de actitud positiva (mala jugada del coche, aforo completo) y persuasión (con la portera y con el de la grúa).

    De verdad, me gustaría ver cómo actuarían algunos futbolistas del HCF o de cualquier otro club ante una situación similar (que se le acabase la gasolina de su Ferrari a falta de 6 km para llegar a un partido, que cuando llegase al campo, con tiempo suficiente, no tuviera su camiseta con su número en la taquilla porque se la dejó olvidada en el Ferrari averiado, que al saltar al campo a calentar el entrenador le negase el saludo y que al saltar al terreno de juego viese como alguien del equipo juvenil ocupó un sitio más en el banquillo por orden del entrenador).

    Eso es otro cantar y seguramente algo menos “atronador” que el de los Fleshtones. Ah pero si se trata de “Fiestones”, entonces seguro que arrancaría el Ferrari.

    Y ahora me acuerdo de una pregunta que te hicieron en la presentación de tu libro “Tu eliges: Persuasión 2.0” hace unos días en Fundesem ¿quién es mejor Messi o Maradona? y como no, tu respuesta fue clara y “atronadora”: Eduardo Rodríguez.
    Y ahora yo te hago otra pregunta: ¿falta “hambre” en el fútbol? y no hablo de esa que puedes saciar en una estación de servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s