Cosas de sabios

Sabiduria rica, rica, rica

¿Sabían que las palabras saber y sabor provienen de la misma raíz? La palabra saber proviene del latín sapere (tener inteligencia, tener buen gusto). Las palabras sabio, sabedor, sabiduría; al igual que sabor, sabroso y saborear también provienen de sapere.

De hecho, como el sabor parte desde la lengua y sube al cerebro, el saber hace el trayecto contrario, desde el cerebro baja a la lengua y por medio de ella tiene que difundirse. Algunas reflexiones que podrían desprenderse de este vínculo…

1. El etimólogo italiano Ottorino Pianigiani afirma que quien no sabe explicar en palabras lo que “sabe” es como si, en realidad, él no lo supiera.

2. ¿El sabio es aquel que tiene conocimiento pero que a la vez saborea lo que sabe?

3. En boca cerrada no entran moscas… pero tampoco sale la sabiduría.

4. El secreto de longevidad en la parrilla televisiva del nunca suficientemente venerado Karlos Arguiñano… ¿se debe a su inigualable combinación de ambos ingredientes?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lenguaje. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s